Fiscalía Especializada en Derechos Humanos entregan restos de 31 víctimas en Ayacucho

El Ministerio Público, a través de la Primera Fiscalía Especializada en Derechos Humanos e Interculturalidad de Ayacucho, realizó una ceremonia de restitución digna de restos óseos humanos y elementos asociados de 31 víctimas del periodo de violencia en el Perú, entre los años 1980 y 2000.

La entrega de restos óseos estuvo a cargo de los fiscales Reiner Salinas Mendoza, Wilfredo Arango Ramos, Jenny López Rojas y Vanessa Cáceres Montes, de la Primera Fiscalía Penal Supraprovincial Especializada en Derechos Humanos e Interculturalidad de Ayacucho.

La ceremonia contó con la presencia de la fiscal superior Marena Mendoza Sánchez, coordinadora nacional del subsistema de Derechos Humanos, el presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ayacucho, Javier Anaya Cárdenas, los representantes de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas, y la Cruz Roja, entre otras instituciones.

Además, participó el Jefe Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Francisco Brizuela, y la jefa del Equipo Forense Especializado, Sandra Gómez Tapia.

Previamente, se realizó el armado de restos óseos en el Laboratorio de Investigaciones Forenses de esta región, bajo la coordinación de la fiscalía a cargo.

La diligencia de entrega de restos óseos corresponde a víctimas de los casos ‘Huarcatán’, ‘Iquicha’, ‘Llusita’, ‘Oronccoy’, ‘Chinchibamba’ y ‘Andamarca’, vinculados a miembros del Ejército Peruano y la Policía Nacional.

Otros cinco casos de víctimas están relacionados al grupo terrorista Sendero Luminoso. Estos son: ‘Taipe -Cordero’, ‘Tupia Janampa’, ‘Cayllahua Tucno’ y ‘Chalco Cucho’.

Al finalizar la ceremonia, los representantes del Ministerio Público acompañaron el recorrido de los féretros por la plaza principal.

El equipo fiscal desarrolló la ubicación y recuperación de los restos óseos humanos y elementos asociados, para ser trasladados al Laboratorio de Investigaciones Forenses de Ayacucho.

Posteriormente, se realizaron las diligencias de análisis e identificación, a fin de determinar la causa, data y manera de la muerte. En algunos de los casos se tomaron exámenes de ADN a cargo de la Unidad de Biología Molecular y Genética del Instituto de Medicina Legal.

El Ministerio Público destaca la lucha incansable de los familiares, el trabajo articulado de los peritos del Equipo Forense (EFE) y la Unidad de Biología Molecular de Ayacucho (UNBIMOG), bajo la dirección del personal fiscal, así como el apoyo brindado por la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Cruz Roja, como parte de sus funciones.

También considera importante el acompañamiento psicosocial a los familiares brindado por los profesionales de la salud de la Dirección Regional de Salud (Diresa) y el Centro Loyola de Ayacucho.

 

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.