Piura: mujeres emprendedoras de comunidades rurales generan autoempleo gracias a Haku Wiñay

Ellas forman parte de 20 iniciativas de negocios de crianza de cuyes, cerdos, truchas, gallinas mejoradas (carne y huevos), entre otros, que han recibido asistencia técnica del programa de Foncodes

Como parte de su lucha permanente contra la pobreza, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), por medio del proyecto Haku Wiñay del Foncodes, ha abierto posibilidades de salir adelante para 400 familias de comunidades rurales del distrito San Miguel de El Faique, provincia de Huancabamba, en la sierra piurana.

Gracias a la capacitación, asistencia técnica y entrega de activos que otorga el programa, “las mujeres ya no nos quedamos en casa haciendo las labores del hogar, esperando que solo el esposo traiga dinero, ahora emprendemos”, dice Fany Ticliahuanca, integrante de la chiflería San Cristóbal.

Ella, junto a otras dos vecinas ha generado su autoempleo con capital y asistencia técnica del proyecto Haku Wiñay.

“Vendemos el mejor café de San Miguel de El Faique”, dice en voz alta Rosa Choquehuanca y sus socias de “Las Emprendedoras de Café Molido”, una iniciativa financiada por Haku Wiñay.

Ellas empezaron procesando 30 kilos de café mensuales, pero su sueño es grande y, por el aroma y calidad de su producto, quieren darse a conocer en el Perú y el mundo.

20 iniciativas de negocio

Estas mujeres luchadoras, que constituyen un ejemplo para su pueblo, forman parte de 20 iniciativas de negocios de crianza de cuyes, cerdos, truchas, gallinas mejoradas (carne y huevos), producción de alimento balanceado, café molido, pan y dulces, tejidos y bordados, servicio de carpintería, derivados de caña de azúcar, derivados lácteos (queso, yogur y manjarblanco).

Desde fines del 2020, Foncodes, por medio de la Unidad Territorial Piura, interviene en los caseríos de San Cristóbal, Guayabo, Santa Ana, Calangla, Santa Cruz, Cruz de Piedra, Santa Rosa, Machay, Pusuqui y Faical, pertenecientes al distrito de San Miguel de El Faique.

Se trata de localidades ubicadas entre los 1050 y 2400 metros sobre el nivel del mar, zona tropical de la sierra de la región Piura. Aquí prima la producción de café, cacao, plátano y frutales.

Cocinas mejoradas

En el distrito de San Miguel de El Faique, familias usuarias del proyecto Haku Wiñay han mejorado su seguridad alimentaria, economía y condiciones de vida, trabajando en vivienda saludable (con habitaciones diferenciadas para padres e hijos, uso de cocinas mejoradas a leña, consumo de agua segura y prácticas saludables); el cultivo de hortalizas, tubérculos y granos; riego tecnificado (aspersión y microaspersión);  crianza de animales menores (cuyes, gallinas, cerdos), módulos de abonos orgánicos (compost, biol, biocida).

En el caserío San Cristóbal, en la provincia de Huancabamba, al ingresar a la vivienda de la señora Magaly Santos Labán mantiene su cocina mejorada muy ordenada, limpia, sin humo y bien iluminada. Tiene además cuyes, gallinas, hortalizas, forraje hidropónico y otras tecnologías productivas.

El cambio también lo experimentan las usuarias Nancy Cunia Choquehuanca, del caserío Tayapampa, y Sabina Ticliahuanca Toco, de Faical.

La mayoría de estas mujeres son madres solteras, tienen hijos menores con un padre ausente, no tuvieron posibilidades de estudiar y su fuente de vida es lo que el campo produce.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.