LA OTRA CARA DE GUILLERMO BERMEJO

Según el atestado de la DIRCOTE. Informe indica que el hoy congresista tenía la consigna de azuzar a cocaleros y promover el levantamiento del estado de emergencia

Para Guillermo Bermejo, la defensa de los cocaleros y sus críticas hacia las políticas del Estado para la erradicación de la hoja de coca, así como su exigencia del levantamiento del estado de emergencia y, por consiguiente, el retiro de las bases militares en los Valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), no han nacido de la convicción política ni de un sesudo análisis de la realidad, sino, más bien, de las consignas y asignaciones de trabajo impuestas por los cabecillas de Sendero Luminoso apostados en la zona.

Todo ello, indica, con la finalidad de obtener carta libre para las huestes terroristas sin la presencia militar y, en segundo lugar, ganar el respaldo del campesinado cocalero y legitimar su presencia.

Hoy, el Gobierno enarbola las banderas del levantamiento del estado de emergencia en el Vraem, cuando Guillermo Bermejo, con su bancada, está más cerca del Gobierno y disputa el protagonismo a Cerrón.

TAREAS DISPUESTAS

Así se desprende de un voluminoso expediente, registrado en el atestado N° 003-2015-PNP-DIREJCOTE/OFINTE-UNINOPE, del año 2015, con el que presentaban los resultados de las investigaciones realizadas por la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote) de la Policía Nacional y planteaban la detención de Guillermo Bermejo Rojas, alias «Camarada Che».

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.