Vuelven las misas presenciales en Cañete y Yauyos

Luego de darse a conocer la apertura de los templos y espacios de celebración, la Prelatura de Yauyos, hará lo propio de manera parcial

Esta nueva etapa se inicia oficialmente el 1 de diciembre, tomando en cuenta que, los párrocos deberán adoptar todas las medidas y protocolos sanitarios para recibir a los fieles.

En ese sentido, monseñor Ricardo García, aseguró que los sacerdotes de la Prelatura a su cargo, se han preparado de manera responsable y segura, cumpliendo con todos los protocolos de cuidado y de bioseguridad necesarios.

AL INGRESAR AL TEMPLO:

  • Seguir el control de temperatura, limpieza de manos y desinfección de zapatos.
  • Sólo ingresarán los que tienen temperatura menor a los 37°. Está prohibido ingresar en caso de fiebre, gripe o síntomas respiratorios, o el contacto reciente con una persona que haya resultado positiva al coronavirus.
  • Es obligatorio, en todo momento, usar la mascarilla, cubriendo la nariz y boca.
  • Respetar el aforo señalado. Si en caso estuvieran ocupados todos los sitios, recomendamos participar en otro horario.
  • En todo momento se deberá guardar la distancia de 1 metro.
  • Al ingresar, ocupar los sitios señalados y en primer lugar los de adelante, esto facilitará el orden y distribución. Queda prohibido reservar asientos.
  • No se puede tocar ni besar las imágenes.

SALUDO DE LA PAZ Y LA COMUNIÓN

  • El saludo de la Paz se omitirá, o si el sacerdote ve conveniente se realizará sólo mediante un gesto, sin contacto físico.
  • En el momento antes de la Comunión, la expresión: “El cuerpo de Cristo” lo dirá el sacerdote solamente una vez de modo general, antes de empezar a dar la comunión. Los fieles contestarán “Amén” desde sus lugares.
  • La distribución de la Eucaristía se realizará de pie, haciendo filas y guardando la distancia de 1 metro.
  • Quien vaya a comulgar, se quitará la mascarilla sólo en el momento de recibir la Eucaristía, luego volverá a cubrirse nuevamente nariz y boca.
  • La comunión se recibirá en la boca, a no ser que alguien la solicite en la mano.
  • Quien comulgue en la mano deberá desinfectarse las manos con gel o alcohol en el momento previo a su turno. Y consumirá la Sagrada Eucaristía delante del sacerdote.
  • Al finalizar la Santa Misa se guardará el debido orden, saliendo en primer lugar quienes estén sentados en las últimas bancas.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.