Dictan 12 años de cárcel para exfuncionarios de la Marina de Guerra que dieron conformidad a servicios sin ejecutar

Ante el requerimiento de la Fiscalía también se condenó a las empresarias beneficiadas por delito de corrupción

A solicitud del Primer Despacho de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Callao fueron condenados a 12 años de cárcel dos exfuncionarios de la Marina de Guerra del Perú y la representante de una empresa con la que se coludieron para afectar al Estado en tres procesos de contratación pública en el año 2012,

Se trata del exdirector de Infraestructura Terrestre, Carlos Miguel Salazar Muro; el exjefe de Administración, Carlos Alberto Polo Allemant; y la representante legal del consorcio Inversiones Flor, H&F Inversiones Perú, Plus Perú Logistic & Plus Service, Lloici Castro Gaviria; quienes fueron sentenciados como autores del delito de colusión agravada.

También se condenó a seis años de pena privativa de la libertad efectiva a la propietaria del citado consorcio, Flor Remigia Silva Castro y se ordenó que, entre todos, paguen S/ 424 000 por concepto de reparación civil a favor del Estado.

Los hechos de corrupción que conllevaron a esta condena se registraron en 2012, cuando el presidente de la República dispuso que el personal de la Marina de Guerra del Perú releve a los militares del Ejército, en las bases contraterroristas de Puerto Ocopa y Puerto Quiteni, ubicadas en los Valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Ante ello, la Dirección de Materiales de la Marina debía proveer de soporte logístico, protección y seguridad al personal naval, por lo que esta dependencia encargó la adquisición e instalación de cercos perimétricos a la Dirección de Infraestructura Terrestre.

Durante el juicio oral, la fiscal adjunta provincial Patricia Polo Román demostró que el delito se cometió en los procesos de  ‘Adjudicación directa selectiva para la adquisición de kits de equipamiento para cerco perimétrico – base Puerto Ocopa’, ‘Adquisición de material para cerco de seguridad – Puerto Ocopa’ y ‘Adquisición de kits de equipamiento para el cerco perimétrico – base Quiteni’.

En los tres casos, los exfuncionarios firmaron las actas de recepción de bienes y de conformidad de los materiales solicitados para los cercos perimétricos, sin que estos se hayan instalado.

Asimismo, Salazar Muro y Polo Allemant dieron fe de que la proveedora Flor Remigia Castro Silva cumplió con las bases del proceso, ante las indagaciones del Órgano de Control Institucional.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.