FREDELCO y su ministro pegalon

Falsos defenderos de la legalidad y la justicia, no hablan de una serie de denuncias por violencia familiar y deudas no pagadas contra el flamante presidente del Consejo de Ministros. Sin embargo, lo más grave de las revelaciones está relacionado a su legajo de investigaciones en el Ministerio Público.

A través de directiva, el Frente de Lucha Contra la Corrupción & Defensa de los Pueblos de la región Lima (FREDELCO), celebró la reciente designación del congresista Héctor Valer Pinto – como primer ministro del gobierno del presidente Castillo.

A través de su figura principal, Orlando Yactayo De la Cruz, el FREDELCO, celebró el nombramiento de una controversial figura pública, acusada de golpear salvajemente a su esposa e hija. Según el parte policial de la comisaría de San Borja, la hija del actual titular de la PCM fue agredida por su padre, “quien le propinó bofetadas, puñetes, patadas en el rostro y diferentes partes del cuerpo, y jalones en el cabello”.

El 9no Juzgado de Familia admitió el 8 de febrero del 2017 la denuncia por violencia familiar interpuesta por su esposa Ana María Montoya, (fallecida en el 2021), contra lo que el Perú tiene hoy por primer ministro.

Contrario a lo que promueve el FREDECO, una supuesta lucha contra la corrupción, Valer Pinto, tiene un amplio legajo de investigaciones en el Ministerio Público. En cinco aparece como imputado. En 2002 fue denunciado por el presunto delito de peculado. En 2013, por otro lado, lo acusaron por el presunto delito de robo simple. Para 2016, el primer ministro registra acusación por el presunto delito de falsedad genérica.

Para el Ministerio Público, el flamante primer ministro se habría beneficiado irregularmente de un contrato con la Municipalidad de Coronel Portillo, a través de la empresa COINCAR-UCAYALI, en su calidad de representante legal en 2016. Y se habría coludido con el alcalde Antonio Marino Panduro.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.