Antivacunas muere tras contagiarse voluntariamente de COVID-19 para recibir pase sanitario

El hijo de la mujer acusó a las figuras locales del movimiento antivacunas de haber convencido a su madre de no inmunizarse contra el coronavirus y de tener así “sangre en las manos”

Hana Horka, cantante del grupo de folk checo Asonance —que se opone a las vacunas contra el coronavirus—, murió el domingo pasado, con 57 años, después de haber contraído deliberadamente el virus para obtener su pase sanitario, anunció la familia.

Interrogado el lunes en la radio pública iRozhlas.cz, el hijo de la cantante, Jan Rek, explicó que su madre se negó a ser vacunada y se expuso voluntariamente a la enfermedad que él y su padre, ambos vacunados, contrajeron antes de Navidad.

Ella decidió vivir normalmente con nosotros y prefirió contraer la enfermedad antes que ser vacunada”, indicó Rek.

Dos días antes de su muerte, Horka había escrito en las redes sociales: “Sobreviví. Así que ahora habrá teatro, sauna, concierto, sauna y un viaje urgente al mar”.

En la República Checa, la prueba de una vacuna o de la reciente recuperación de la COVID-19es necesaria en todos los lugares culturales y deportivos, así como en los bares y restaurantes.

Rek acusó a las figuras locales del movimiento antivacunas de haber convencido a su madre de no inmunizarse y de tener así “sangre en las manos”.

“Sé exactamente quién forjó su opinión (…) Me entristece que haya creído más en los extranjeros que en su propia familia. No fue solo desinformación total, sino también opiniones sobre la inmunidad natural y los anticuerpos creados al contraer la enfermedad”, lamentó el hijo de la cantante.

La República Checa se enfrenta actualmente a una nueva ola de contagios, con más de 20.000 nuevos casos positivos detectados el lunes.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.