Cuidado con el uso de productos pirotécnicos

La PNP expone 6 razones para evitar su uso durante el recibimiento del año nuevo y escaparse de lamentaciones

Ante la cercanía de las celebraciones de Año Nuevo, el Ministerio del Interior recuerda que los artefactos pirotécnicos, en especial los detonantes no autorizados, son altamente peligrosos y su uso puede provocar diversas situaciones de emergencia, por lo que se recomienda evitarlos.

Para evitar este tipo de situaciones, el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, la Policía Nacional y la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) explican por qué no debemos usar pirotécnicos:

1.- Aumentan el riesgo de incendios

Según estimaciones de los bomberos, el uso de pirotecnia, incluyendo aquella de tipo deflagrante o que solo emite luz, incrementa en un 30% el riesgo de incendios, sobre todo, cuando estos artefactos se utilizan sin precaución y en espacios cerrados, donde hay materiales inflamables.

2.-  Pueden causar lesiones y/o quemaduras

La Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) de la PNP indicó que todo artefacto pirotécnico es peligroso, sea vendido legal o ilegalmente, sobre todo cuando contiene pólvora, por lo que su manipulación puede provocar quemaduras, lesiones graves y hasta mutilaciones.

3.- No están autorizados

La venta o exhibición de pirotécnicos al público está totalmente prohibida en calles, plazas y mercados, al igual que su compra y almacenaje. La Sucamec advirtió que vendedor y comprador son partícipes de un delito o infracción. Para estos casos, hay sanciones pecuniarias y penales.

4.- Contaminan el ambiente

Los juegos pirotécnicos y fuegos artificiales están hechos con compuestos tóxicos y liberan gases contaminantes, como el monóxido de carbono, que daña la atmósfera y que demora entre dos y tres días en disiparse. Además, generan partículas que afectan la calidad del aire local.

5.- Afectan a las mascotas

El sonido estruendoso y la deflagración de estos productos provocan nerviosismo, estrés, desorientación y lesiones en animales domésticos y silvestres, generando su huida. Además, los hace pasibles a sufrir daño auditivo, temblores, aturdimiento y miedo.

6.- Provocan ansiedad y estrés en niños autistas

Los niños con condición del espectro autista tienen una hipersensibilidad a los sonidos en general, es decir, perciben los ruidos de manera aumentada. Por ello, los estruendos provocados por los pirotécnicos les generan un alto nivel de ansiedad, estrés, tensión y episodios de crisis. (NP 256-2020).

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.