Más avances contra el Covid-19

Descubren anticuerpos que pueden proteger contra el ARS-CoV-2

Un nuevo estudio realizado por investigadores de MassBiologics de la Escuela de Medicina de la University of Massachusetts Medical School (Estados Unidos) sugiere que los anticuerpos monoclonales IgA específicos de Covid-19 pueden proporcionar una inmunidad efectiva en el sistema respiratorio contra el coronavirus, una característica potencialmente crítica de una vacuna efectiva.

En un trabajo publicado en la revista ‘Nature Communications’, los investigadores describen el descubrimiento y la caracterización de un anticuerpo monoclonal humano de reacción cruzada (MAB) a las proteínas de punta del SARS-CoV-2 que bloquea la unión de los receptores ACE2 en el tejido mucoso del tracto respiratorio, lo que podría prevenir o limitar la infección por SARS-CoV-2 que causa la enfermedad Covid-19.

Al igual que los científicos de todo el mundo, estos investigadores comenzaron a hablar de lo que se conoció como SARS-CoV-2 a los pocos días de los primeros casos de cuando se informó por primera vez sobre el nuevo coronavirus.

Los orígenes de este rápido e importante descubrimiento se remontan a 16 años atrás, cuando MassBiologics desarrolló un anticuerpo monoclonal IgG que era eficaz contra un virus similar, el SARS (que era el SARS-CoV, el primer síndrome respiratorio agudo grave causado por un nuevo coronavirus). Ese primer virus del SARS causó una enfermedad alarmante, pero luego desapareció; MassBiologics, que en ese momento estaba lista para iniciar un ensayo clínico, guardó los materiales de investigación relacionados con ese trabajo.

Cuando se reconoció el SARS-CoV-2 y comenzó a propagarse, los investigadores se dieron cuenta de que ese primer MAB podría ayudar con esta nueva infección. Iniciaron el proceso de resucitar el antiguo programa del SARS, recuperando células de hibridoma congeladas que habían sido desarrolladas 16 años antes, descongelándolas y determinando si lo que funcionaba para un nuevo coronavirus funcionaría para otro. Aunque había un 90% de similitud entre los dos coronavirus, el anticuerpo monoclonal no mostraba ninguna unión con el coronavirus actual. MassBiologics evaluó entonces otro MAB de ese trabajo anterior, que también fue débilmente efectivo.

«Nos entusiasmó saber que los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 son más eficaces para unirse y neutralizar el virus cuando están en el isotipo de anticuerpo sIgA, en comparación con los anticuerpos IgG circulantes habituales. En la naturaleza, los anticuerpos sigan cubren las superficies de la mucosa como las vías respiratorias, GI y GU, donde son estabilizados por la capa mucosa de estas superficies. Allí, realizan la importante función de prevenir la unión de un patógeno a las células huésped, previniendo así la infección», explica el líder del estudio, Mark Klempner

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.